Home » Acerca de Nosotros

Acerca de Nosotros

Nuestra Misión

Nuestro principal compromiso es la investigación e instrucción de Karate Do, bajo los lineamientos de la Japan Karate Association (JKA), contribuyendo al bienestar de los practicantes, mejorado sus habilidades y confianza en sí mismos, para que mediante la autodisciplina encuentren la renovación equilibrada de las 4 dimensiones del SER: Física, Mental, Espiritual y Emocional; adicionalmente, la difusión de los principios intemporales del verdadero espíritu de las artes marciales japonesas, que promueven sinceridad, lealtad, respeto, cortesía y autocontrol para construir una mejor sociedad hacia el futuro.

Filosofía

El Karate Do no es un deporte de puntos, categorías de peso o demostraciones vistosas. Es un arte marcial y una forma de vida que enseña al practicante a ser pacífico; pero si el conflicto es inevitable, el verdadero Karate puede ser empleado para la defensa personal.

Tal acción requiere fuerza, velocidad, enfoque, control, pero estos aspectos físicos son solo una parte de la práctica; son solo el vehículo, no el viaje en sí.

El verdadero Karate Do está basado en el Bushido, en el que el cuerpo, la mente y el espíritu, se desarrollan simultáneamente. A través de la practica física continua aprendemos a controlar nuestros movimientos, hasta realizar las técnicas sin pensar en ellas y permanecer enfocados sin tener que concentrarnos en nada. En esencia, el cuerpo aprende cómo moverse y la mente aprende a estar quieta.

Esta unidad armoniosa de mente y cuerpo es intensamente poderosa. Incluso la mayor fuerza física y habilidad no son rival para el poder de la totalidad.

Los resultados de la practica del verdadero karate son acciones naturales y sin esfuerzo, así como autoconfianza, humildad, mente abierta y paz interior, que solo son posibles a través de la perfecta unidad de mente y cuerpo. Esta es la enseñanza central del Zen, la base del Bushido y la base de la filosofía del Karate de la JKA.

Bushido: El Camino del Samurai

El Bushido ha sido el código de conducta Samurai en Japón durante siglos. Basado firmemente en las enseñanzas del Zen, el Bushido tenía la intención de ayudar al Samurai a dominar su naturaleza, entender su mente y al universo a través de la experiencia directa, así como a través del incremento de la fuerza, el autocontrol y la sabiduría.

El Bushido se basa en siete principios esenciales:

 

1.  Seigi: Decisiones correctas y rectitud.
2. Yuki: Valentía y heroísmo.
3. Jin: Compasión y benevolencia para todos.
4. Reigi: Cortesía y acción correcta.
5. Makoto: Verdad y sinceridad absoluta.
6. Meiyo: Honor y gloria.
7. Chuggi: Devoción y lealtad.


El espíritu marcial y el coraje eran, por supuesto, aspectos esenciales del Bushido. Pero para los Samurai, el objetivo más alto del Bushido era la virtud completa en el pensamiento y la acción. Cada Samurai siguió un régimen cuidadosamente diseñado de cortesía y etiqueta para promover tal virtud. El Bushido ayudó a los Samurai a armonizar la mente con el cuerpo, permitiéndoles mantener una total calma o “heijoshin” (literalmente, “mente cotidiana ordinaria”), incluso ante las dificultades. La sinceridad, la bondad, la honestidad, la piedad filial y el honor formaron parte del núcleo del Bushido. Y fueron la semilla de donde surgió la tradición del Karate. Estos atributos, la sabiduría, la comprensión y la fuerza pacífica que promueven, son algunos de los mayores beneficios del Karate. Y también se encuentran entre los mayores regalos de Japón para el mundo.

Dojo Kun

Los principales instructores  de la JKA desarrollaron el Dojo Kun, que todos los estudiantes de la JKA se comprometen a memorizar y honrar. En cada sesión de práctica en el Dojo, los estudiantes se arrodillan y repiten estos cinco preceptos en voz alta. Este proceso les recuerda a los estudiantes la actitud correcta, el estado de ánimo y las virtudes a cultivar tanto dentro como fuera del Dojo.  

 

1. Buscar la perfección de carácter

1. Ser Correcto, leal y puntual

1. Siempre superarse

1. Respetar a los demás

1. Abstenerse de comportamientos violentos